Residencias por convocatoria

Envioletá de Javiera de la Fuente y Encarnar los umbrales de Lara García Díaz han sido las propuestas elegidas por el jurado de la residencia por convocatoria de Bulegoa z/b 2020. El jurado estuvo compuesto por Miren Arenzana (artista), Alejandro Alonso Díaz (comisario y director de Fluent) y las integrantes de Bulegoa z/b, cuyo voto contó como uno solo. El jurado subrayó la calidad de las 183 propuestas recibidas.

Esta convocatoria tiene carácter anual y está dirigida a la producción artística y de conocimiento en distintas fases y niveles. La residencia tiene una duración de un mes y está abierta a artistas e investigadoras/es que deseen utilizar, tanto el espacio físico de Bulegoa z/b, como los recursos que ponemos a su alcance, para desarrollar su obra o investigación artística. La convocatoria se abre en primavera.

Nuestro espacio de oficina se describe como un local de 85 metros cuadrados, cuya peculiaridad son los cuatro ventanales que, a modo de escaparate, dialogan con el espacio exterior: una zona peatonal del barrio de Solokoetxe en el que se ubica. El local ha sido utilizado para dar conciertos, ofrecer conferencias, hacer exposiciones efímeras o realizar acciones específicas en el lugar.

Bulegoa z/b no es solamente un espacio físico, es también un contexto o la posibilidad de una situación de encuentro entre distintas áreas de creación y pensamiento. Es un referente para artistas y pensadoras/es que, conociendo la línea transversal que desarrollamos desde hace diez años, se interesan por lo que ocurre dentro de este espacio.

A través de una convocatoria pública, Bulegoa z/b ofrece anualmente una residencia a artistas e investigadoras/es de cualquier disciplina que deseen utilizar, tanto el espacio físico de la oficina, como los recursos que podemos poner a su alcance, para desarrollar su obra o investigación.

Las actividades públicas propuestas por la/el residente se integrarán dentro del programa de Bulegoa z/b.

Nos interesa que quien acceda a la residencia la considere como una oportunidad para ensayar formas de conocimiento práctico o teórico que le permitan salir de sus zonas de confort, y que por tanto impliquen un desplazamiento.